Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Pese a las medidas, cientos de turistas rumbo a la costa

Pese a que las autoridades nacionales y municipales, le pidieron a la gente que se quede en sus casas y evite los traslados a fin de combatir el avance del coronavirus?, cientos de turistas se dirigieron en las últimas horas a la Costa Atlántica para pasar el fin de semana largo.

19 de Marzo de 2020 • 15:00

Si bien desde el Gobierno intensificaron los controles en las rutas con personal de Gendarmería y hasta cancelaron los vuelos de cabotaje y los micros de larga distancia, este jueves se vieron largas filas de autos en los accesos principalmente de Villa Gesell y Pinamar, lo que generó un fuerte repudio en las redes sociales.

“Cerramos accesos, locales y comercios en Villa Gesell. Al igual que en Pinamar, NO queremos recibir turistas y vamos a extremar las medidas de prevención y los controles para evitarlo. En la lucha contra el virus no hay colores políticos”, había publicado el intendente de Gesell, Gustavo Barreda, en su cuenta de Twitter días atrás.

Barrera habilitó sólo el sector sur para ingresar a Gesell, donde revisaron auto por auto a los cientos de turistas que se movilizaron.
Martín Yeza, su par de Pinamar, había escrito un mensaje similar: “A todos los que vienen a Pinamar les avisamos que va a estar todo cerrado. Todos los días seguimos aumentando los controles. No son vacaciones, está todo el país en cuarentena”.

Aun así, cientos de vecinos optaron por trasladarse hasta las ciudades balnearias con motivo del fin de semana largo y aprovechando la suspensión de clases que decretó Fernández hasta el 31 de marzo.

Los intendentes ya avisaron que intensificarán los controles dentro de las ciudades, con más seguridad en las calles, locales cerrados y restricción para ir a la playa.

Mientras tanto, el Gobierno adelantó los operativos en las rutas. El principal punto se establecerá este jueves desde las 13 en la autopista Buenos Aires-La Plata, en el peaje de Hudson. Allí, la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Gendarmería Nacional y médicos de las Fuerzas Armadas montarán un operativo cerrojo para medir la temperatura de todos los conductores y acompañantes que se dirijan hacia la Ruta 2.

En caso de detectar fiebre, las fuerzas de seguridad notificarán al conductor la obligación de regresar a su domicilio y lo escoltarán en el recorrido. Además, se disparará un alerta a las autoridades correspondientes para que durante el día se verifique que el grupo familiar acató la orden y permanece en cuarentena. Caso contrario, se iniciará el proceso judicial por desobediencia.

Es tendencia
Puede Interesarte
Más Noticias