Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Comparte

Whatsappea

Crean 40 nuevo empleos en Parque Logístico Mercedes

Se tatuó el nombre del hijo en la espalda y al mes se enteró que no era suyo

De alguna forma el hombre se enteró que su novia había experimentado el “poliamor” con un amigo de la cuadra, en el barrio Chiquinquirá. Al conocer la verdad, el joven se deprimió mucho y decidió embriagarse para pasar su pena.

6 de Octubre de 2018 • 12:42

Estando tomando en la tienda de la esquina, el hombre vio a lo lejos al amante de la novia y de inmediato trató de buscarle pelea y agredirlo físicamente con un pedazo de palo que se encontró tirado en el suelo, la comunidad al sentir el escándalo llamaron a las autoridades para que tomaran el control de la situación.

Al llegar al lugar, la Policía Nacional decidió hacerle un control de alcoholemia, para luego detenerlo y llevarlo a la central. Las autoridades procedieron a interrogarlo ya que tanto la mujer como el hombre al que intentó agredir decían no tener ningún tipo de problema ni tampoco entender el porqué de su reacción violenta.

El hombre le contó a la policía que hacía poco tiempo había tenido a su primer hijo con su novia y que producto del amor que le producía el infante, optó por hacerse un tatuaje gigante en la espalda que llevara el nombre del niño al cual puso “Benjamín”, pues este fue el nombre que habían escogido para el bebé, pero que el menor terminó siendo de otro tipo.

Hace un par de días por medio de una conversación de WhatsApp en el celular de la mujer, el pobre hombre se dio cuenta de que el bebé no era hijo de él, su novia lo venía engañando con el vecino y por una prueba de ADN confirmó que el niño no era compatible en un 99.9 % con su tipo de sangre.

El vecino no quiso responderle a la mujer por la criatura, lo que la llevó a querer hacerlo pasar por hijo de Pedro Pablo. El sujeto fue dejado en libertad pero se le ordeno asistir de manera obligatoria a un psicólogo para evitar futuras tragedias.