Menu

MercedesYA

Conectate con nosotros

Ajustes: Los bomberos están que arden

Se oficializó la merma del 40 % en el subsidio otorgado a los servidores públicos, y desde las distintas asociaciones que nuclean a estas instituciones de la Provincia pusieron el grito en el cielo.

8 de Julio de 2018 • 08:42

La publicación del Boletín Oficial de fines de mayo de este año confirmó el recorte del Programa 43 (de Acciones de Protección Civil, Prevención de Emergencias y Alerta Temprana y Desastres), que depende del Ministerio de Seguridad, y subsidia a los bomberos voluntarios.

La decisión representa un 40 % menos de ingresos para las asociaciones bomberiles, lo que se traduce en una pérdida adquisitiva superior a los $ 600 millones.

La baja en la suma de dinero generó malestar en las diversas instituciones que llevaron adelante diferentes acciones para dar marcha atrás con una medida que califican de “inconstitucional”. Es que la afectación de esos recursos está determinada por la ley N° 25.848, que los asigna bajo la categoría de Fuente 13, y que sirve para financiar instituciones, programas y actividades específicas de la Administración Central. Por ende, no pueden ser tocados por intereses políticos.

No obstante, en los próximos días, cada una de las asociaciones de Bomberos Voluntarios del país recibirá un depósito de $ 1.060.369 que, comparado con el del año pasado, es menor (lo percibido entonces fue $ 1.085.000). El desfinanciamiento se torna más visible si se tienen en cuenta las estimaciones de inflación proyectadas para el 2018. Así, estas instituciones deberían recibir alrededor de un 30 % más, lo que llevaría esa cifra a $ 1,600.000 para cada cuartel.

Alarmados por el escenario que se avecina, desde la Federación de Bomberos Voluntarios de la Provincia denuncian desfinanciamiento. En declaraciones a la prensa, su presidente, Osvaldo Lori, aseguró que “es un recorte que a muchas instituciones las deja fuera de servicio, porque en localidades muy pequeñas es difícil que los cuarteles puedan vivir de lo que puedan aportarles sus habitantes. Hay que tener en cuenta que el 60 % de las instituciones del país son dependientes de subsidio”. Si bien, hasta diciembre, el Estado nacional tiene tiempo de ampliar la partida y pagar lo que correspondería a cada entidad, lo cierto es que el panorama se proyecta negro.

En torno al recorte del 2018, en paralelo al reclamo judicial, los bomberos se movilizaron hasta el Congreso Nacional para sostener reuniones con los legisladores, que se comprometieron a tomar cartas en el asunto. Pero lo que más asusta a los cuarteles, aun así, no es el desfinanciamiento actual, sino una información que obtuvieron en el último tiempo, y que indica un futuro nuevo recorte.

Según señalan desde la Federación de Bomberos Voluntarios, Mauricio Macri proyecta un nuevo ajuste y, para hacerlo, retocaría el porcentaje que se obtiene de la contribución obligatoria de las primas de seguros con la que se financia el subsidio. Ahora es de 5 por mil, y lo reduciría al 3,94 por mil.

Bomberos Voluntarios