Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Instan a “perder el miedo” y salir a caminar para que el sobrepeso no derive en diabetes

21 de Octubre de 2020 • 19:45

También preocupa la relación encierro y depresión, que hace que se eleven los niveles de glucemia en sangre.

Principales noticias
Revientan una casa en el Barrio EstudiantesJóvenes de la ciudad piden justicia por Franco Jesús Miranda

La menor movilidad causada por la cuarentena hizo que quienes permanecieron en sus casas en el marco del aislamiento sanitario aumentaran de peso. Lo cierto es que el 57% e los argentinos sumó unos kilos: el 80% entre 1 y 3 kilos y, el 3,5% más de cinco kilos, según la Sociedad Argentina de Nutrición. Ante esta situación, los especialistas llamaron a “perder el miedo y salir a caminar” al aire libre para evitar que el sobrepeso “derive en una diabetes”.

En esa línea, un conjunto de sociedades científicas está promoviendo la campaña “Más que Glucosa”, que es una mirada integral sobre la diabetes vinculándola con una alimentación saludable, cuidado de la tensión arterial y promoviendo caminatas al aire libre.

Carla Musso, médica endocrinóloga integrante de la Sociedad Argentina de Diabetes y coordinadora del área de la Fundación Favaloro, destacó en declaraciones a la agencia Télam que uno de los efectos nocivos del aislamiento “es que ante el encierro la gente se deprime mucho y se priva de estar expuestos al sol y proveer vitamina D al organismo. Todo esto hace que también se eleven los niveles de glucemia en sangre”.

Respecto a la relación entre obesidad y diabetes, Musso destacó que se las llama “las epidemias mellizas”, ya que “cuando el páncreas no puede secretar más insulina por el exceso de peso, allí aparece la diabetes, por lo que la relación entre ambas enfermedades es muy estrecha”.

Se considera que una persona tiene sobrepeso “cuando el índice de masa corporal llega a 29, más allá de este numero es obesidad”. Musso destacó que “es raro que una persona que tenga peso normal, adecuado a su talla, tenga diabetes, aunque siempre hay una predisposición genética por la cual una persona pueda contraerla” y destacó también que el cuadro se complica cuando la persona “tiene hipertensión y triglicéridos altos”.

Respecto a la salud emocional, la especialista remarcó que “la depresión hace que uno se cuide menos y haya mas posibilidad de tener diabetes. La depresión es uno de los factores de riesgo para esta enfermedad y en esta situación de pandemia hay muchos pacientes que dejaron estar”.

Contenido relacionado
La Sociedad Argentina de Nutrición pide que la obesidad sea considerada enfermedadSalud: ¿Qué le pasa al cuerpo cuando deja de fumar cigarrillo?
Estiman un alto porcentaje de deserción escolar para la postpandemiaLa dura carta de una médica avergonzada en torno a la pandemia
No te lo pierdas
Tweet