MercedesYA

gowlandagote

Viento huracanado pegó fuerte en Gowland y Agote

El temporal de agua y viento huracanado pegó fuerte en la ciudad y en especial en la zona de Gowland, Agote y La Pampita, donde el municipio debió asistir a varias familias.

Por Equipo de Redacción MercedesYA
Viento huracanado pegó fuerte en Gowland y Agote

En la madrugada del miércoles se desató una fuerte tormenta, que venía siendo tratada como alerta naranja por el Servicio Meteorológico Nacional, y que desató su peor versión en Mercedes y la zona. Árboles caídos, techos violentados y construcciones que se vinieron abajo son el saldo de una noche de terror para los mercedinos.

La zona que se vivió muy golpeada por estos vientos huracanados fue la que comprende el corredor de Ruta 5 y alrededores como son las localidades de Gowland, Agote y La Pampita. Hubo situaciones extremas y hasta gente hospitalizada por la caída de mampostería.

Funcionarios y empleados municipales estuvieron trabajando desde la madrugada para asistir a familias que sufrieron las inclemencias climáticas. “En estas zonas asistimos a 18 familias que la pasaron muy mal con esta tormenta. Estuvimos asistiendo con chapas, clavaderas, roberoid, clavos y ladrillos a familias que tenían que encontrarle una solución ya a sus casas, ya que se habían quedado sin techo”, contó el concejal Julián Inzaurgarat, quien además es vecino y referente de la zona.
Los trabajos se hicieron gracias al aporte de materiales de parte de la Municipalidad. “Trabajamos fuertemente junto a Bautista Mansilla, el Chuky Lucero y la gente de Servicios Públicos y podemos decir que a las dos de la tarde habíamos llegado con asistencia a los vecinos más complicados. Es destacar el apoyo de parte del intendente Juan Ustarroz a nuestra comunidad de Gowland y Agote, ya que siempre nos ayudó en las buenas para fiestas y eventos, pero también está con nosotros en las malas como ha sido esta terrible tormenta”, dijo Inzaurgarat.

En esa zona se vivieron momentos difíciles y azarosos también en la madrugada del miércoles. Una familia debió ser asistida en el Hospital Dubarry porque se cayó parte de la mampostería de su dormitorio encima. Otro caso, pero esta vez afortunado fue el de otra familia que el tanque de agua cayó entre dos camas de la habitación de los hijos.

Muy dura fue la tormenta en la zona, pero por suerte la asistencia municipal llegó a tiempo para estas familias damnificadas.

gowlandagotebautista mansillahospital dubarryempleados municipalessolucion habitacionalservicio meteorologicoalerta meteorologicoservicios publicosjuan ustarroz
También podría interesarte
La historia de Rubí, una vecina de Gowland que sufrió los embates del climaGustavo Gutierrez: “No queremos convertirnos en un segundo Rosario”
“Mi Terreno”: entregaron lotes en AgoteLo que dejó la 22º edición de la Fiesta Provincial de la Torta Frita
Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

FacebookInstagramTwitterYouTube