Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Nocturnidad en Mercedes: “ciudad de nadie”

Las redes sociales una vez más se convierten en caja de resonancia donde se escuchan los reclamos de los vecinos. Desde quienes se manifiestan sobre el peligro que corren los jóvenes cuando salen de los boliches a la vera de la ruta 5, hasta quienes muestran registros de sus cámaras de seguridad con los desmanes que estos producen a su regreso.


Un usuario subió a Facebook imágenes del momento en que apedreaban un auto

22 de Abril de 2019 • 04:03

“DESCONTROL DE CHICOS PARADOS SOBRE LA RUTA 5 EN ZOE, COMO PERMITE EL MUNICIPIO ESTOS EVENTOS? POR SUERTE CIRCULABA A BAJA VELOCIDAD, SE CRUZO UNA CHICA A 10 METROS MIO DE UN LADO AL OTRO DE LA RUTA...” dice un post de Leandro Esain en Facebook.

“Que no haya que lamentar una muerte para que se tomen medidas que son urgentes. Las autoridades no pueden hacer oídos sordos a semejante situación. Que se pongan las pilas y hagan algo.” le responde un usuario que se da a conocer como Moni Capandegui.

“Un peligro llevo a mí hija y voy a buscarla le tengo prohibido que salga a la ruta pero los chicos vienen alcoholizados se traen el uno al otro como pueden siempre pensé en reclamar pero cuando uno hace un reclamo es el jodido. Pero cuando un auto que no conozca la zona mate a alguno seguro el del auto va a tener la culpa y va a ser un asesino. No se ofendan no se pongan a pelear por estos comentarios solo preocúpense por sus hijos” dice Paola Herrera en otro de los comentarios.

Lo cierto es que aún no ha ocurrido nada grave casi por milagro. La ubicación de los boliches bailables a la vera de la ruta 5, a pesar de los controles de seguridad que suelen verse, es una promesa casi ineludible de una tragedia por venir, que por suerte, y hasta donde sabemos, aun no ha ocurrido.

Los jóvenes, hay quienes aseguran que muchos de ellos son menores de edad, salen caminando por la banquina mientras autos y camiones pasan a muy pocos metros de ellos, y a toda velocidad. No existe puente peatonal en esa zona de la ruta 5, por lo que un desprevenido conductor que no sea de la ciudad y que por lo tanto desconozca el ritmo de la zona es candidato a protagonizar un accidente llevándose a un grupo de estos jóvenes por delante en cualquier momento. Y no es un vehículo ocasional, pasan de a decenas durante la desconcentración, que se produce aun de noche, y no en las mejores condiciones de señalización

Por otro lado, cuando se produce el ingreso a la ciudad de estos jóvenes, parece ser que generan algunos hechos que han sido motivo de queja de no pocos vecinos, como es el caso de Javier Laresca que en su cuenta de Facebook subió un video de seguridad donde se puede apreciar a un grupo de transeuntes, que en primeras horas de la mañana del ultimo sabado, pasan por el frente de una casa arrojando piedras a un auto que se encuentra estacionado en el frente de la misma.

“Esto ocurrió este sábado 20/4/2019 a las 8:14 en calle 114 entre 13 y 15 de Mercedes, si alguien tiene datos que ayuden a reconocer a estos jóvenes contactarse por privado, gracias.” dice Laresca en su posteo que acompaña con el video de esta nota. Recordemos que la calle 114 es una de las elegidas por los jóvenes para el reingreso a la ciudad a la salida de los boliches y de un tradicional salón de eventos que también se encuentra ubicado del otro lado de la ruta 5, donde suelen festejarse cumpleaños de 15 a los que asisten jóvenes de corta edad, sin la compañia de sus mayores responsables, que emprenden el regreso muchas veces solos, sin nadie que pase a retirarlos como correspondería por su edad.

Pero parece que el caso que documenta Laresca no es aislado: “En la calle 15 y 110 tambien rompieron. A mi me rompieron un vidrio a las 8 de la mañana. Es una locura esto” le responde Rodrigo Reinoson en el mismo posteo.

“En la 118 y 11 también rompieron vidrios de un auto, además de apedrear las casas, también están filmados” asegura Fernando Villalba en otra de las respuestas.

Durante la noche, Mercedes parece no asemejarse a la idea que tenemos quienes la vivimos fundamentalmente de día. La de una ciudad tranquila. La de una ciudad que, en comparación con otras, todavía se mantiene bastante segura. Todo pareciera indicar que la pretendida ciudad de todos, a la hora que elijen nuestros jóvenes para divertirse, se convierte en la de nadie.

Es tendencia
Puede Interesarte
Más Noticias