MercedesYA

falta de aguahospital odontologico

Mercedes y cómo volver al medio evo

Nada como el mundial de Qatar para darse cuenta que con inversión es posible convertir un desierto en un oasis. Nada como Mercedes para entender que la desinversión recorre el camino en el sentido contrario.

Por Equipo de Redacción MercedesYA

Por Carlos Soto:

Nada como el mundial de Qatar para darse cuenta que con inversión es posible convertir un desierto en un oasis. Nada como Mercedes para entender que la desinversión recorre el camino en el sentido contrario.

“Escuchar, planificar, hacer” era el eslogan del actual mandatario local durante aquella campaña electoral en la que repartía el “librito azul” y que lo llevó a la intendencia. No pocas fueron las voces que le dijeron: “servicios señor intendente”. No debe haber escuchado, porque nunca se planificó, menos se hizo al respecto.

La gestión del Intendente Ustarroz le dio prioridad a todo aquello que se ve. Fiestas, plazas, canteros, florcitas, dicen los más incisivos con Juani. Asfalto, bicisenda, nuevos salones de uso múltiple y canchas iluminadas en los clubes, casa velatoria (ya funciona?), hospital odontológico (estaba al 97%, ya lo inauguraron o sigue “cada vez más cerca”?), digo yo.

No me cabe ninguna duda, es mucho más vendible a los ojos de los vecinos (debería decir de los votantes) un edificio terminado, una linda farola en un barrio que no tiene cloaca, que un caño que está dos metros bajo tierra y no se ve. Hasta que se ve. Y, por lo general, estas cosas se ven en el peor momento. Como cuando chocas el auto y te das cuenta que te olvidaste de pagar el seguro.

Ayer todos los planetas se alinearon para que se viera, y mucho, pero mucho. En serio.

Con una seguidilla de días de intenso calor lo primero que empieza a faltar en “mi pueblo verde” es el agua. ¿La razón? Las obvias: hay más consumo por parte de los vecinos, el esperado para la época, pero también, digámoslo, hay abuso de consumo por parte de algunos. A eso se suman los cortes energéticos que dejan fuera de servicio las bombas que inyectan el agua al sistema.

También podría interesarte
Por la sequía el municipio pide a los vecinos que cuiden el aguaBasural municipal ilegal: tras incendio Germán Sosena apuesta a ser escuchado por las autoridades
Menos impuestos y nuevas promociones para la inversión industrial, apoyo a Pymes, el campo y comerciosUna sentencia que interpela el rol de una “institución” en años de genocidio

Cuando todo falla el municipio no duda en señalar a “los culpables”: los vecinos que toman mucha agua y la empresa de energía que corta el suministro. “Yo no fui”, dicen desde el palacio municipal.

Con respecto a los vecinos y el mal uso del agua, habrá que ver cómo se puede generar conciencia sobre el uso racional de la misma más allá de repartir un volante con consejos al respecto los días de mucho calor. Con respecto a los cortes de energía, quizá sea tiempo de considerar tener un plan B. Podría ser algún que otro grupo electrógeno para alimentar las bombas de agua, como esos que tiene el municipio para iluminar las fiestas que se hacen durante todo el año. “Nafta para el helicóptero tienen, agua para los vecinos no” comentó un ofuscado amigo mío en su muro de Facebook.

Pero todo se hace mucho más visible cuando directamente se rompe (se pincha) el caño maestro del sistema de agua corriente, como sucedió ayer. Es que como se consume tanta agua, el municipio le da rosca a las bombas y si, de repente, a vos se te da por cerrar una canilla, aumenta la presión en la red, y los viejos, centenarios y corroídos caños simplemente revientan. De nuevo, sin plan B, los vecinos de la ciudad deben esperar, pacientemente, sin mucha información de lo que va sucediendo, que el grupo de empleados que está abocado a esta tarea (los héroes de esta historia) resuelva el problema. ¿Cuál sería el plan B en este caso? Si estimado vecino: OTRO CAÑO.

Hace unos meses tuve la oportunidad de presenciar, en un corte anterior que se produjo a una cuadra del que sufrimos ayer, en 12 y 9 (el próximo será en 12 y 11, quien sabe), como realizan esta tarea. Un trabajo encomiable. Lo primero es abrir la calle y encontrar el caño. Todo un trabajo detectivesco porque los planos que hay en el municipio, de larga data, no son cien por ciento confiables y el operario de la retroexcavadora debe “acariciar” la tierra con su garra a medida que el pozo va ganando profundidad, adivinando donde puede estar el caño para no romperlo, aún más.

Tanto en aquella ocasión como en esta de ayer, luego de encontrar la rotura, hubo que esperar que “inventaran” y construyeran una pieza para poder proceder con la reparación. Algo que se hace en los talleres de la municipalidad. Un trabajo, realmente, extraordinario. Es que ese caño, “EL CAÑO”, tiene más de cien años y como se imaginarán, no existen muchos repuestos para una cosa tan vetusta.

El Intendente salió ayer en sus redes sociales a felicitar a estos trabajadores porque “a pesar del partido de Argentina siguieron hasta dar una solución a las y los vecinos” (el las y los no se lo olvida nunca). ¿Acaso un partido de la Selección Argentina podría haber sido motivo para suspender los trabajos? Quienes estuvieron a cargo de la reparación saben que no, lo dan por obvio, por suerte, y se los agradezco. Pero, siendo que las dependencias públicas ya tuvieron asueto en el partido entre Argentina y Arabia Saudita, entiendo la idea del intendente.

Pero acá no termina todo mi querido vecino. Si, hay más, y usted lo sabe.

A medida que se acercaba el horario del partido entre Argentina y Países Bajos (a mí me sigue gustando decirle Holanda), la ansiedad por el resultado empezó a actuar sobre el lóbulo izquierdo de nuestros cerebros y el lóbulo derecho empezó a olvidar el problema del agua. “Ma si, ahora vamos a ver a la Argentina. Después seguimos puteando por el agua. Vieja, traé una fresca y prepará la picada que juega la Scaloneta”, fue el sentimiento de más de uno de nosotros.

Y como si hubiese estado preparado por el concilio de archivillanos más villanos, por Pierre Nodoyuna, Cruella y el Pingüino juntos, cuando Argentina ganaba 2 a 0, y a pocos minutos de terminar el partido (al menos eso creíamos en ese momento), Eolo hizo lo suyo.

Eolo es el dios de lo que EDEN llama “razones ajenas” en sus comunicados, cuando nos explican que, bueno, en fin, lo inexplicable. Eso que dicen para no decir “falta inversión”. Una brisa que luego se convirtió en viento generó, una vez más, un corte general, pero esta vez en el momento más importante del partido.

Celular en mano, la primera solución que se nos ocurrió a muchos fue “lo veo por internet en el celu. Que me coma los datos. Todo por Argentina”. Pero el celular no recibía señal, al menos en mi caso. Estuvo así durante muchas horas. Parece que sin luz, a veces, no hay telefonía móvil. Sin señal, tampoco había posibilidad de seguir el partido por internet. Sin agua, sin luz, sin telefono, sin partido. ¿Podía ser peor?

“¿Alguno tiene una radio a pilas?” se escuchó en mi casa. “Eso que es?” Dijo mi hija que por su edad tampoco sabe lo que es un tocadiscos, un pasacassette, ni siquiera un reproductor de MP3. “La radio del auto!!!!” gritó mi esposa y fue la solución.

Debo confesarles que escuchar el partido desde el auto, en el garage de mi casa, fue una experiencia angustiante. Toda la familia en el auto. Como cuando te vas de vacaciones, pero sin vacaciones. Angustiante tanto por el 2 a 2 sobre la hora, el sufrimiento que siempre acompaña a la definición por penales, y por ese pensamiento que se me cruzó por la cabeza cuando me di cuenta que aquel partido estaba ocurriendo arriba de un médano que con inversión habían convertido en un vergel, mientras yo lo escuchaba en un vergel convertido en pocas horas en un médano.

Por suerte, la angustia se me pasó gracias al resultado favorable del partido, y al hecho de que finalizado el mismo, pude escuchar como yo no era el único (boludo?) que había estado escuchando el partido desde el auto. Una marea de bocinas invadió el aire. No estaba solo.

Si, ya sé, “mal de muchos, consuelo de tonto”.

Hoy hay luz. En un rato seguro vuelve el agua. Ganó Argentina. En dos días nos olvidamos de todo. Como siempre. No sé de qué me quejo al final.

Mercedes y cómo volver al medio evo
falta de aguahospital odontologicoarabia sauditaqatar 2022corte de luzred de aguaahora 12empleados municipalesedenseleccion argentinaredes socialesservicios publicosjuan ustarroz
Instalá la App de MercedesYA en tu dispositivo

INSTALAR
Búsquedas Frecuentes
belen policia videocuidar app permiso para circularel tiempo en tomas jofrela gallinita se paseaque comprar con la tarjeta alimentarvacunatorios santiagocafe martinez empleoclub la trocha
Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

FacebookInstagramTwitterYouTube