Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Benicio, el niño que cambió los juguetes por un emprendimiento

Con su dinero ahorrado en Navidad, decidió emprender su propio negocio. Fabrica alfajores para ayudar a su mamá a terminar con los arreglos de su casa, entre ellos su pieza. Tiene apenas siete años. Dejó los juguetes de lado y se dedica full time a su emprendimiento gastronómico.


Benicio y su mamá Mariela con los alfajores producto de su emprendimiento.

10 de Enero de 2020 • 21:45

“Vendo alfajores. Sesenta pesos la media docena y cien la docena”, publicó Benicio en las redes sociales y como la tarde se prestaba para una merienda bien dulce, le fuimos a comprar. La visita se transformó en toda una novedad, porque nos encontramos quizá, con el emprendedor gastronómico más joven que tiene la ciudad.

Pero lo que más nos llamó la atención, es que este nene de tan sólo siete años, tiene muy claro hacia dónde quiere ir, cómo y para qué.

Nuestra llegada fue bien rutinaria, como la de cualquier mandado que hacemos cuando vamos de compras, con la intención de llevar dos docenas y cuando entregamos la plata que nos salían esos 24 alfajores, nos encontramos con esta pequeña, pero gran historia.

Benicio Huinchinao Cáceres es hijo de Mariela, empleada y su papá por cuestiones laborales está fuera de la provincia de Buenos Aires. Papá Noel para Navidad le dejó algo de dinero en vez de juguetes y quizá ese regalo fue el presagio de lo que puede llegar a ser para él un futuro próspero en la gastronomía o nó, eso lo dirá el tiempo, pero va por buen camino.

Benicio dejó de lado comprarse juguetes para colaborar con su familia y poder terminar algunos arreglos que le hacen falta a la casa; entonces decidió invertir su dinero de Navidad en la compra de materia prima para la fabricación de alfajores.

Nos dijo que la idea primero es poder terminar su pieza y dejarla bonita y ayudar luego a su mamá a terminar con otras cosas de la casa a través de su emprendimiento. Sus padres son empleados, tienen sus sueldos, pero él entiende que debe formar parte de esos ahorros para que su casa luzca cada vez mejor.

Los alfajores altamente recomendables. Tienen un excelente precio y se los pide en casa de Benicio sobre calle 36 entre 49 y 51 del barrio San Justo.

Es hinca de River y es alumno del Colegio San Benito como dato de color que le agregamos a esta nota, que quisimos compartir como ejemplo de cosas tan lindas que suceden a diario en la vida y esta es una de ellas.

“No se vayan...no se vayan...” nos dijo Benicio cuando nos íbamos con los alfajores. “No se vayan...” insistió. Entró a su casa. Lo esperamos. Vino con dos tostadas untadas con dulce de leche. “Esto también es para ustedes”. Nos fuimos con el corazón más lleno.

Es tendencia