MercedesYA

parque municipalfacebook

Pasó “La Renga”. Una experiencia diferente que muchos mercedinos quisieran no volver a repetir

Muchos vecinos comentaron que sintieron que se invadió el espacio público. “Toda una ciudad al servicio de un privado” aseguraron algunos. Familias enteras encerradas en sus casas por miedo a lo que sucedía en sus veredas. Trapitos que les cobraban peaje para poder ingresar a sus propias casas. Y lo peor: la falta de baños públicos.

Por Equipo de Redacción MercedesYA

“La Renga” tiene acostumbrados a sus fans a lo que se conoce como “banquetes”. Cada experiencia musical que la banda ofrece en estos concurridos recitales es una fiesta para muchos. Un momento donde no solo se puede compartir un excelente espectáculo musical sino toda una experiencia que solo se da en este tipo de encuentros populosos. El viaje, el acampe, la previa, todo forma parte del disfrute.

Pero lo que fue un banquete para muchos resultó un mal bocado para miles de mercedinos que vieron afectada su vida normal y tranquila (aburrida, pacata, chata, pueblerina señalan algunos con frecuencia) de un sábado típico mercedino. Muchos lo vivieron como una “invasión”, algunos como una verdadera “ocupación”. El lugar elegido para tan populoso espectáculo fue el sector nuevo del Parque Independencia, pero lo que muchos consideraron quizá exageradamente como una “zona de guerra” se extendió en gran parte de la ciudad.

Si bien muchos clubes de la ciudad acompañaron con sus predios para poder alojar a tamaña concurrencia, muchos visitantes prefirieron esperar el ansiado recital sentados en cuanta plaza, plazoleta y veredas encontraron disponible. Lugares que durante todo el año muchos mercedinos disfrutan dándole un uso parecido, pero de manera diferente.

En un gran sector muchas veredas fueron tomadas para improvisadas parrilladas, mientras los frentistas debieron permanecer encerrados en sus casas porque, según describieron muchos de ellos en las redes, se sintieron amenazados por algunos de los visitantes, que sentados en las puertas de sus casas, bebían bebidas alcohólicas. Ante el desborde de gente y la falta de lugares públicos todo lugar vino bien para improvisados picnics. Se pudo ver muchas de las parrilladas sobre la Avenida 40, a lo largo de toda la 29 desde la 40 y hacia el Parque Municipal, pero también en lugares insólitos como detrás de la Escuela Normal. También fueron parte del paisaje los típicos vendedores ambulantes ofreciendo remeras y todo tipo de recuerdos del paso de La Renga por Mercedes. Un espectáculo muy colorido, típico de este tipo de eventos, pero que para otros resultó invasivo y que en algunos casos, como el de los comerciantes que decidieron cerrar sus establecimientos por temor a posibles desmanes, resultó una pérdida económica por no poder trabajar durante toda la jornada del sábado.

También podría interesarte
Mercedes y cómo volver al medio evoPor la sequía el municipio pide a los vecinos que cuiden el agua
Basural municipal ilegal: tras incendio Germán Sosena apuesta a ser escuchado por las autoridadesUna sentencia que interpela el rol de una “institución” en años de genocidio

“Repudio total a todos los que organizaron este evento. Falta de control policial, gente acampando, orinando, comiendo, fumando y tomando alcohol frente a nuestras casas”, cuenta un vecino en su cuenta de Facebook.

“Fui a colaborar a la parroquia (San José) porque se puso un puesto, y gente borracha nos han insultado gratuitamente. Tomaron nuestro cinerario, donde descansan nuestros seres queridos y lo usaron como letrina. El sacerdote tuvo que suspender la misa por el descontrol total que hay. En este momento me encuentro encerrado en mi casa como la mayoría de los vecinos de este barrio por el terror a ser violentados por la cantidad de gente que hay. Pensar que hoy han incrementado sus arcas gracias a este evento sin importar los derechos humanos. DESCONFORMIDAD TOTAL”, señala.

Uno de los lugares que los fans de La Renga eligieron para esperar el recital fue la Plaza San Jose, en 29 y 50, frente a la carcel y la parroquia de igual nombre. Desde la parroquia hicieron saber del malestar que provocó la falta de organización y lo hicieron saber desde su cuenta de Facebook.

“Nobleza obliga que la mayoría de los frentistas de la Calle 29, ya sea por convicción o resignación, hemos contribuido con todo lo que estaba a nuestro alcance para que saliera todo lo mejor posible. Es obvio que ninguno nos vamos a quejar de cómo encontremos la ciudad el Domingo, porque quizá lunes o martes llegará a su total normalidad”, comienza diciendo la cuenta de la Parroquia San José Obrero.

“Lo que quiero apuntar es lo objetable e inaceptable que resulta varios criterios que se tuvieron por parte de La Productora o la Municipalidad para con detalles no menores al momento de la organización y que creo exigen de parte de quien corresponda una explicación lo más adulta y responsablemente posible”, continua.

“Hablando con vecinos de cuadras aledañas, ya sea la 27, la 52, la 56, la República de Chile, a todos nos ha pasado lo mismo. 50.000 personas mínimo y NI UN SOLO BAÑO QUÍMICO. Algo inhumano en especial para las mujeres que no pueden apoyarse contra una puerta o una columna para orinar”, señala.

“De hecho el espacio en torno al vagón de tren ha sido el baño de toda la gente, viendo cómo al final del día está todo el sector lleno de papeles, toallitas…”, describe.

“No me entra en la cabeza como no hubo un solo baño. Evidentemente la productora o el municipio no están a la altura de realizar eventos de semejante magnitud. Los supero totalmente. Palabra aparte escuchar que no se puede peatonalizar el frente de la cárcel por…no sé porque unos a otros se tiran la pelota y nadie resuelve y autos circulando en contramano y realizando maniobras peligrosisimas y poniendo en jaque a todo el personal del SPB ( carcel). Palabra aparte que me tome el trabajo de sugerir corte de tránsito en la 50 y 23, pero a quienes les comunique hicieron caso omiso, lo que generó que los trapitos ocasionales cobraran 2 lucas e hicieran estacionar los autos en la calle de la cárcel donde se sabe que por seguridad no puede estacionar ningún vehículo”, cuenta.

“Por último debo decir que la policía seguro que estuvo haciendo su trabajo pero faltó cantidad de personal, de hecho en la 29 entre la 50 (lugar de concentración masiva) hasta la 44 no había ni un solo policía, ni uno solo, dejando a todos los vecinos a la deriva y haciéndoles saber que tampoco hubo un policía en torno a la plaza. Ni en la 27”, añade.

“Bueno, esperemos alguna explicación”, concluye.

Pasó “La Renga”. Una experiencia diferente que muchos mercedinos quisieran no volver a repetir

Plaza San José

Pasó “La Renga”. Una experiencia diferente que muchos mercedinos quisieran no volver a repetir

Algunos vecinos usaron sus redes sociales para comentar lo que se vivía en la ciudad

parque municipalfacebook musica en las plazascontrol de alcoholemiaredes sociales
Instalá la App de MercedesYA en tu dispositivo

INSTALAR
Búsquedas Frecuentes
necrologicas mercedes bs as 2022 hoycamping municipal de navarronombre del angel de la guardaparque municipal mercedesreceta postre serenitolorna cuestion de pesoplan 21 dias herbalifec5n whatsapp llamadas
Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

FacebookInstagramTwitterYouTube