Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Acid Candy: La Hidra de Lerna

Hace unos días un lector me escribió. Literalmente me dice: “la contradicción K alrededor de la magnitud de la crisis en Venezuela, los intereses de las Leliq, la situación del gobierno de Vidal, etc. muestra que es una bolsa de gatos. Ahora bien: si ganan, como se dirime quien gobierna? A los tiros como después de la muerte de Peron?”

9 de Agosto de 2019 • 05:39

POR ACID CANDY

Hace unos días un lector me escribió. Literalmente me dice: “la contradicción K alrededor de la magnitud de la crisis en Venezuela, los intereses de las Leliq, la situación del gobierno de Vidal, etc. muestra que es una bolsa de gatos. Ahora bien: si ganan, como se dirime quien gobierna? A los tiros como después de la muerte de Peron?”. Yo leo todo cuanto me escriben, tanto en los muros de redes sociales como por vía particular. En redes sociales no respondo porque mi idea no es generar polémica sino reflexión; en todo caso, si algún comentario me hace reflexionar, relaciono esa reflexión en una nueva columna, pero jamás alternaré con opiniones en un muro de redes sociales.

El comentario de este lector, trajo inmediatamente a mi cabeza la hidra de Lerna; si, el mitológico monstruo acuático, con forma de serpiente y multitud de cabezas, que tenía la capacidad de regenerar con dos nuevas cabezas cada vez que una de las que tenía le era amputada. Se refugiaba en lago de Lerna, que la mitología asegura que tenía una entrada al inframundo protegido por la hidra. Hija de Tifón y Equidna, recibió muerte a manos de Hércules.

La evocación a la hidra fue instantánea y natural. El Frente de Todos es una hidra, con multitud de cabezas, todas opinando, todas pensando diferente. Lo único que las mantiene unidas es la lucha contra Hércules (el pobre Hércules degradado en la circunstancial figura de Macri); todas exhalan un vaho más o menos venenoso como la hidra de Lerna.

Con la situación de Venezuela, mientras una cabeza condecora a Maduro en La Plata, otro dice que la Venezuela chavista es el caso mas exitoso en redistribución del ingreso, mientras que otros callan la represión y esconden los muertos por la represión y otra compara la situación de hambruna venezolana con la privación de los argentinos de tomar la compra del súper como salida del fin de semana.

Con las Leliq, esa amenaza latente que alimentó el actual gobierno, dándole de comer a una creación nacida en el año 2002 durante el gobierno en el que Duhalde hizo el trabajo sucio necesario para que luego Nestor se luciera aprovechando el precio internacional del “yuyo”, una cabeza dice disparates que prometen un default, mientras otras tratan de explicar que en realidad quiso decir otra cosa.

Con la gobernación de la Provincia de Buenos Aires, una misma cabeza – sin escalas – de llamar Heidi a la gobernadora cuando era candidata, la llama Barreda ahora; otra dice que las obras no existen y que son todos inventos de los medios; las mismas cabezas que ninguneaban a Scioli, le escatimaban recursos y lo tenían agarrado de ahí abajo teniéndolo siempre al borde del default, ahora parten la historia y expresan que todos los males de la provincia empezaron el 10 de diciembre de 2015; unas destacan que no hay luchas contra las mafias mientras otras dicen que no hay policías (porque pasaron mas de 10.000 a disponibilidad).

No creo que el Frente de Todos sea una bolsa de gatos; si creo que es un hidra, con multitud de cabezas, intentando morder electorado a diestra y siniestra, de modo siniestro. Al igual que el lector, me pregunto: si gana Alberto Fernandez, quien gobierna?. Me da la sensación de que en esa instancia, las cabezas de la hidra iniciarán una batalla en donde intentarán engullirse una a otra, esparciendo el vaho venenoso en toda la sociedad; supuestamente “maduros”, es de esperar que esta batalla no sea a los tiros como luego de la muerte de Perón, aunque – valido es decirlo – los tiros que le metieron a Rucci (y a otros tantos), fueron con Perón vivo y en ejercicio de la presidencia.

La batalla es contra Hércules, y no importa cuantas cabezas tendrá la hidra, ni cuan coherente sea el armado. Acá en Mercedes tenemos una pequeña hidra, aunque está claro que Selva es solo un “convidado” de piedra; que se haya alineado con un puesto 19 en la boleta, es casi tan insultante como los destratos de los tiempos de la municipalidad paralela. Pero bueno, esta alineado con Massa, y viendo las actitudes serviles y rastreras de Massa, nada sorprende y en todo caso, explican por qué están juntos.

Muchas cabezas de la hidra hablan de persecución judicial, alguna desdiciéndose de lo que decía hace cuatro o cinco meses; hablan de partido judicial, de corporación judicial, de agrupaciones que no hacen “justicia legítima” sino que sirven a los intereses de terceros; critican a jueces que llevan causas que les resultan gravitantes y ensalzan a otros que sobreseen presidentes por enriquecimiento ilícito en tiempo record, o que rebajan penas por violación porque el violador tuvo la deferencia de apagar la luz.

La hidra, a veces, da náuseas. Asquea que tenga tantas cabezas y que todas (incluso secretamente) pretendan ser hegemónicas. Asusta un poco (al menos a mi me asusta) porque cual custodio del inframundo, nada garantiza que en caso que esta vez Hércules no pueda derrotarla, ese inframundo se libere, y retrocedamos cuarenta años a tiempos de guerrilla interior, condimentada con otros demonios de mas reciente creación; es de suponer que en esta nueva etapa no necesitarán secuestrar ni extorsionar para fondearse (algún bolso de Lopez se habrán guardado), pero muchas expresiones de muchas cabezas que se presentan como interlocutores válidos de la hidra, incluso algunas presentadas como faros intelectuales del movimiento, asustan y mucho. No es campaña del miedo; es sentarse, mirar y escuchar.

Una pena que Cristina haya sostenido su candidatura. Si hubiera adoptado una conducta realmente de grandeza, se hubiera bajado, el peronismo se hubiera rearmado atrás del pelele de Massa, o de Schiaretti, y el Hércules del subdesarrollo ya estaría fuera de juego. El necio confunde necesidad y hambre de poder, al amparo de la guardia Campo-pretoriana, con grandeza republicana.

Soy de los que piensan que el Hércules sudaca en 2015 ganó como hubiera ganado cualquiera que se hubiera presentado contra el kirchnerismo; la culpa o la bendición (según quien lo mire), de que Macri haya sido presidente del país estos años, es – sin lugar a dudas – de Cristina Fernandez de Kirchner. Si llegamos a tener un segundo gobierno de Macri, sin dudas, también será su mérito. Cosas que pasan, cuando los políticos toman decisiones mirándose el ombligo, rodeados de idiotas útiles que le aplauden la pelusa.