Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Vecinos Mercedinos Autoconvocados hartos por el descontrol nocturno

En una solicitada dieron a conocer su descontento. Mencionan un caso en particular y explican por qué el Municipio debería tomar cartas en el asunto de manera eficaz.

18 de Febrero de 2019 • 14:54

El texto de la solicitada, que también puede leerse en la pagina de facebook @VecinosMercedinosAutoconvocados, se titula “Hagamos algo con los Bares de Mercedes” y dice lo siguiente y hasta el final:

La gran concurrencia de jóvenes los días viernes y sábado al Bar La Oveja, de calle 31 esquina 36, produce problemas a los vecinos. No solo se trata de la música, sino de otras situaciones que pueden generar violencia entre los asistentes y los propios vecinos.

Concretamente en la madrugada del día 16/2/2019 un vecino salio de su casa y observo como un muchacho orinaba en la puerta de la casa lindera. La situación se torno hostil y pudo haber sido aun peor.

Comportamientos como el señalado, lamentablemente, no son desconocidos por los vecinos que conviven con un Bar “Boliche” en su barrio.. Es tan común y corriente, que terminamos tomándolo como algo normal, cuando no debería ser así.

Existe responsabilidades de diferente tipo y nivel de influencia en el ordenamiento y control de las actividades que llevan a cabo estos comercios, así como normas claras en cuanto a su funcionamiento y relación con el entorno.

Señores/ras Autoridades Municipales, y otros funcionarios del Estado a cargo de la seguridad ciudadana:

Los vecinos que vivimos cerca de un Bar “Boliche” hemos advertido en reiteradas oportunidades, a través de denuncias al 147 y utilizando, cuando nos hemos sentido desamparados, otros métodos como la exposición del problema en las redes sociales y medios de comunicación.

Es tiempo de tomar medidas concretas y que no se limiten a controlar lo que pasa el próximo fin de semana y, al siguiente, olvidarse del tema.

No se puede convalidar el funcionamiento de bares, que pasadas determinadas horas de la noche, se convierten en verdaderos boliches bailables. Por la sencilla razón de que hay medidas de seguridad y otros tantos requisitos mínimos que no se cumplen.

¿Es necesario llegar siempre al extremo de las cosas para darnos cuenta que debemos hacer algo al respecto? ¿No nos alcanza con las experiencias trágicas que hemos vivido en nuestro país, para saber que no debemos repetir los mismos errores?

¿No debería, cualquier persona con responsabilidad política o autoridad delegada, ser capaz de anticiparse a los problemas y poder resolverlos contemplando las necesidades de todas las partes?

Es cierto, que absolutamente nada, reemplaza la responsabilidad que tenemos como Padres y adultos. La cultura del “hacer lo que se me canta”, es consecuencia de nuestro fracaso como educadores y de los fragiles cimientos en valores que tiene nuestro país.

Pero hoy estamos con esta realidad y exigimos una respuesta.

Exigimos un abordaje definitivo sobre este tema. Exigimos se actualice la legislación local al respecto. Lo pedimos para nuestras familias. Lo pedimos para alcanzar la anhelada sana convivencia entre vecinos. Y principalmente lo pedimos, para sentirnos que somos parte de los avances que se están dando en esta ciudad, en materia de seguridad e higiene.

Este texto ha sido publicado en la aplicación digital que la Municipalidad de Mercedes ofrece para realizar reclamos el día 16/2/2019, y sera asimismo, replicado como Solicitada de Prensa en los medios locales en los próximos días.

Es tendencia
Puede Interesarte
Más Noticias