MercedesYA

pobreza en argentinaindec

UN MILLON Y MEDIO DE NUEVOS POBRES EN LA ARGENTINA

Por la inflación, el nivel de pobreza aumentó en los últimos seis meses y alcanzó el 39,7 por ciento de la población de la Capital Federal y del Conurbano.

Por Sergio Maineri
UN MILLON Y MEDIO DE NUEVOS POBRES EN LA ARGENTINA

En la Capital Federal y el conurbano bonaerense, el porcentaje de pobres aumentó de 35,4 por ciento a 39,7 por ciento.

Esta cifra puede ponderarse al resto del país, de ahí que sobre una base de 36 millones de habitantes, en los últimos seis meses cayeron 1.500.000 argentinos en la pobreza. Además, hay 720 mil indigentes nuevos, según surge de un informe difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).
Desde octubre de 2001 a marzo de 2002, 1.500.000 personas descendieron por debajo de la línea de pobreza a causa del aumento de precios de la canasta familiar.
Sobre esta base, el número de indigentes creció en más de 720.000 personas, ya que en octubre de 2001 el porcentaje era de 12,2 por ciento de la población de capital y GBA y en marzo de 2002 trepó a 14,3 por ciento.
En esta última categoría quedarían comprendidas las familias de más de dos personas que perciben el subsidio mensual que entrega el Gobierno nacional por 150 pesos a través del programa Jefes y Jefas de Hogar Desocupados.
“Una persona que gana menos de 70 pesos por mes se considera indigente. El subsidio de 150 pesos cubriría los requerimientos proteico-calóricos de dos adultos”, dijo el director del organismo, Juan Carlos del Bello. No obstante, en todos los casos los jefes de hogares que integran el plan encabezan familias de más de dos personas.
Este informe no estaba estipulado en el calendario del INDEC, pero según el funcionario, fue realizado para dar una idea de que “cabe suponer que con una alta tasa de desocupación es difícil revertir la situación de la pobreza en los hogares argentinos”.
Inflación
Del Bello aclaró que estos datos surgieron evaluando sólo el impacto del aumento de precios y suponiendo un ingreso constante en los hogares, pero admitió que en un contexto de aumento
de la recesión, estos guarismos aún podrían ampliarse.
El INDEC dará a conocer mañana el índice de precios al consumidor de abril. Del Bello adelantó que el costo de vida acumulado en el primer cuatrimestre rondará el 20 por ciento, suficiente para convertir a todo 2002 en el año de mayor inflación desde 1991.
Debido a la inflación, el organismo nacional ajustó el valor de la canasta básica de alimentos. Para medir la línea de pobreza se elevó el valor de 150,1 pesos por adulto a 169,7 pesos. La línea de indigencia se ubicó en 69,8 pesos.
Aumentó la canasta
El INDEC precisó que el costo de la canasta básicas de alimentos creció 15,5 por ciento, y esto afecta en mayor medida a los hogares de menores ingresos.
Para medir la incidencia del aumento de precios en los distintos niveles de ingresos, el
INDEC dividió en cinco quintiles al universo de personas.
Allí midió que el quintil inferior, con ingreso per capita de 131,3 pesos por adulto, destina una mayor proporción del gasto a alimentos y bebidas (46,6 por ciento) en comparación con el promedio de la población. Dentro de este capítulo, el pan, la carne y la leche son los que tienen la mayor participación.
“País de hambrientos”
Desde Chubut, el presidente Duhalde dijo ayer que “desde hace un par de años tenemos en el
país una nueva categoría desgraciada, que es la de los trabajadores pobres”, porque dijo que los integrantes del mercado laboral “son los que más toleran” la crisis.
En tanto, en un acto por el Día Internacional del Trabajador, el presidente cubano, Fidel Castro, lamentó ayer que la Argentina se haya convertido en “un país de hambrientos”, y responsabilizó por esa situación a la “globalización neoliberal”. Ante unas quinientas mil personas que se congregaron en La Habana para celebrar el Día del Trabajador, Castro se refirió en duros términos a la situación argentina, semanas después de que el Gobierno de Eduardo Duhalde votara en contra de Cuba ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Villa Elvira encabeza
la demanda en La Plata

Villa Elvira marcha por lejos a la cabeza de la demanda social en La Plata. El dato surge del ritmo de inscripción a los planes para jefas y jefes de hogar, que en esa zona supera largamente a cualquier otra. De todos modos, la crítica situación de los platenses se repite en cada barrio. Tanto es así que hasta el martes pasado, fecha en que iba a cerrar la inscripción, ya eran 20 mil los inscriptos en el plan que otorga 150 pesos a cada desocupado con hijos a cargo.
La cifra seguirá creciendo, la inscripción se prorrogará hasta el 17 de mayo. A partir de ese momento la demanda tendrá otro perfil, ya que esta casi confirmado un plan similar para jóvenes de menores de 18 años, y para adultos mayores de 60, los cuales no necesariamente deberán ser jefes de familia.
Hasta el momento el perfil promedio de los inscriptos marca una tendencia mayoritaria de mujeres (en una relación 6 a 4), mayoría de sectores humildes, pero con sorprendente presencia de clase media y profesio-nales, y muchas embarazadas.
Como se dijo, la inscripción en Villa Elvira es mayoritaria. Tanto que se estima que al finalizar la inscripción, y teniendo en cuenta el ritmo en los 16 centros comunales, esa zona tendrá la cuarta parte del total. Detrás aparecen las delegaciones de San Lorenzo, Los Hornos y San Carlos.
Los datos aportados por el delegado de Villa Elvira, Marcelo Kneipp, marcan una tendencia. Allí se anotaron hasta el martes 2.730 posibles beneficiarios. De ellos, entre el 55 y el 60 por ciento son mujeres, de las cuales el 15 por ciento son embarazadas.
El otro dato tiene que ver con la gran cantidad de gente de clase media y profesionales que se acercan. Según relata el delegado, llegan con algo de “pudor”, y piden hablar con las autoridades del Centro Comunal para explicar su situación y justificar su pre-sencia. La mayoría es gente que quedó desempleada en los últimos años.
Todo indica que las cifras diarias de inscripción decaerán en las próximas semanas, por lo que los inscriptos a mediados de mayo seguramente no superarán los 24 o 25 mil. En Villa Elvira, por ejemplo, durante la primera semana se anotaban 600 personas cada día. Ahora lo hacen entre 80 y 120.
Eso se repite en todas las delegaciones. En Etcheverry se informó que se inscribieron 619 beneficiarios, de los cuales el 70 por ciento son mujeres, y el 40 por ciento se trata de gente de clase media. En Melchor Romero el 20 por ciento de los 1.200 inscriptos corresponden a sectores medios.
En Olmos se inscribieron 800 personas, en el Peligro 141 aspirantes, en Abasto 400, en Gorina-Hernández 378 anotados, y en Gonnet hay más de 300 desocupados que se acercaron a la delegación. Detrás de Villa Elvira, Los Hornos y Tolosa tienen 1.600 y 1.500 inscriptos respectivamente.
Como ya se informara, los fondos asegurados para el programa son los 300 millones de dólares que aportará el BID (cerca de mil millones de pesos), y otros mil millones de pesos incorporados al presupuesto.
Resta confirmar una duplicación de esa partida, que llevaría los fondos del cálculo de recursos a 2 mil millones, si es que se aplica un aumento a la retención a las exportaciones

Fuente: Diario HOY de La Plata

pobreza en argentinaindecvilla juanitaaumento de preciosadultos mayoreseduardo duhaldeprimeros mil dias
También podría interesarte
EN MEDIO DE LA INFLACION - FUERTES AUMENTOS DE LUZ, GAS,TELEFONOS Y TVNO HABRÁ TOPES PARA BENEFICIARIOS DEL PLAN DE TRABAJO
HIPERTENSION ARTERIAL - LA ENFERMEDAD SILENCIOSALOS PRECIOS SUBIERON EN ABRIL UN 10 POR CIENTO Y DESDE ENERO UN 20
Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

FacebookInstagramTwitter