Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Mercedes: Las usurpaciones no existen, pero que las hay las hay

Vecinos del barrio San Jorge están más que preocupados por usurpaciones y toma de terrenos que se han dado en cercanías de sus casas y que incluso han tenido como protagonista a la violencia por estas horas. Las tomas están judicializadas y desde el municipio aclararon que no las avalan.


Vivienda avanzada en la esquina de 125 y 114. Foto: Marcelo Melo. DatoPosta.com

9 de Septiembre de 2020 • 11:05

Lo cierto es que en la zona comprendida por calles 125 (viejo camino a Navarro) y 127, 114 y 122 (con una prolongación desde 127 hacia 139) se ha registrado la existencia de dos terrenos en los que viven personas que no son sus propietarios ni inquilinos. Esto preocupa a los vecinos del Barrio San Jorge y de las inmediaciones –muchos de ellos con viviendas sobre 125 y sobre 122 y prolongación– quienes sostienen que esta problemática atenta contra la vida de una vecindad tradicionalmente tranquila y de costumbres civilizadas.

A los vecinos les preocupa también la venta irregular de terrenos en esos predios, ya que son tierras pertenecientes a propietarios que dicen acreditar el correspondiente dominio con documentación respaldatoria. En este sentido, señalan que tanto en un caso cuanto en el otro, la ocupación data de meses o años, es decir que no se ha producido en los últimos días, pero lo que ha llamado la atención de los vecinos es la reiterada presencia de personas desmalezando parcelas y construyendo rápidamente viviendas.

En este sentido, los vecinos esperan que las autoridades municipales y la Justicia actúen con prontitud, para devolver la apacibilidad a la zona. Además han presentado una nota al Intendente para pedir que el municipio investigue los casos y actúe en defensa de la vida normal, y esperan que los propietarios comprometan su accionar presentando las respectivas demandas ante la Justicia.

El conflicto se da en dos tomas en dos terrenos de 4 hectáreas cada uno, aproximadamente, que están muy cerca de un conocido haras. Uno tiene una toma de más de un año y el otro menos tiempo. Ambos temas están judicializados, a la espera de respuestas. En uno se hizo la denuncia por parte de los dueños y en el otro caso se arrancó de oficio y el dueño ya se habría sumado. Ambos son lugares donde los propietarios no residían.

Mientras hay que esperar qué dice la justicia, las demandas están en la Fiscalía 5, a cargo del juez Baraldo Victorica.

Los vecinos están más que inquietos y han hecho notas y denuncias públicas. El municipio, en tanto, ve esto con preocupación y es una situación que se sucede en muchos lugares del país, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde hay una “pandemia” de usurpaciones y la falta de viviendas luego de las reiteradas crisis económicas han hecho exponencial esta situación.

Más Noticias
ComparteTweet