Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Los vecinos no saben qué más hacer con las molestias que causan jóvenes en calles 30 y 23

No sucede desde ahora. Hace mucho tiempo que este sector de la ciudad y sobre todo en época de verano, después de la medianoche es “ocupado” por adolescentes que causan daños y molestias a los vecinos, que ya no saben qué hacer para que las autoridades policiales y comunales tomen medidas en el lugar.


Imagen del timbre de una casa destrozado por los jóvenes que hizo público un vecino en las últimas horas.

17 de Enero de 2020 • 13:31

Siempre que nos acercamos a algún vecino de la zona en cuestión, nos dicen en primer lugar que “es responsabilidad de sus padres, que los chicos estén aquí, haciendo ruidos y daños, porque entre ellos hay menores de edad y porque cada uno debe ser controlado primero por sus responsables”.

“Pero lamentablemente hace mucho tiempo que esto sucede en esta zona, ha sido materia de análisis de las autoridades locales, pero no entendemos por qué no hay soluciones, o parecería que no quieren dar solución al tema”. Los vecinos se expresan, pero con temores de darse a conocer, porque algunos recibieron en su momento represalias en sus viviendas, llámese roturas o pintadas, cuando reclamaron públicamente.

Hay noches que hay corridas, peleas, destrozos (por ejemplo la imagen ilustra un timbre roto de una vivienda, publicada en redes sociales por un vecino hace pocas horas atrás); ruidos de todo tipo, gritos, suciedad en las aceras y canteros de la avenida 30 y hasta motos con escapes libres que llegan hasta el lugar.

“Ya no sabemos más qué hacer ni a quien reclamar; porque las autoridades policiales y comunales saben muy bien lo que ocurre en este sector de la ciudad y no pasa nada. Pasan los años y siempre la misma historia”, nos dice una vecina consultada, mayor de edad, que no puede conciliar su sueño como lo merece.

Según se nos informó, algunos de ellos estaría preparando un petitorio con juntas de firmas para presentar en la justicia y a las autoridades que correspondan del municipio, posiblemente en la Secretaría de Seguridad que ahora comanda el Dr. Gastón Arenas, para ver si pueden encontrar un principio de solución al caso. “Todo empieza a suceder después de las doce de la noche, a partir de allí es cuando comienzan los inconvenientes que padecemos”.

Es tendencia
Puede Interesarte
Más Noticias