Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

La luna y el dedo. Por Acyd Candy

Hoy por la mañana estaba pensando el epitafio político de Massa,… “Aquí yace el político que estuvo con tantos, que ya no sabe que estar con quien parece que va a estar, le sepulta el futuro”… demasiado largo, no me convence…

10 de Junio de 2019 • 13:52

POR ACYD CANDY

Hoy por la mañana estaba pensando el epitafio político de Massa,… “Aquí yace el político que estuvo con tantos, que ya no sabe que estar con quien parece que va a estar, le sepulta el futuro”… demasiado largo, no me convence… tengo que seguir pensando, seguramente se puede decir lo mismo con menos palabras. Me suena el celular con un mensaje de Whatsapp. Es un alto funcionario municipal posteándome la nota recientemente publicada en “Noticias Mercedinas”, indicando que el Tribunal de Cuentas desestimó denuncia de Cambiemos. Me alegra sobremanera que nada haya llamado la atención de los auditores y que hayan considerado que todo es regular; digamos: la ausencia de irregularidades debe ser algo regular en los actos públicos. Celebremos la normalidad.

Ahora, me pregunto: la publicidad de los actos de gobierno es de la esencia del Estado de Derecho, con lo que, regularmente” esos actos deben ser dados a conocer a la ciudadanía. Ya no importa si el decreto es una adjudicación directa a un contratista del Estado o la declaración del día del repollito de bruselas; son actos de gobierno y, como tales, si estamos en un estado de Derecho, deben darse a publicidad.

Entonces veo a la oposición mirándose el dedo índice desorientada… y otros adulones complacidos mirando la cara de desencanto de quien sigue mirando el dedo. Y si: acá se señaló la luna, y todos se quedaron mirando el dedo… algunos por incautos, otros por conveniencia. El tema acá no es si hubo o no irregularidades en los decretos no publicados o en las hojas en blanco; si yo me permití hablar de “oscurantismo político”, es porque la luna es la falta de publicidad de los actos de gobierno, no la regular inclinación de las falanges del dedo índice apuntando la luna. La luna es la falta de transparencia derivada de la falta de publicación… no la regularidad de los actos no publicados.

Mientras tanto, sigo pensando el epitafio de Massa, buscando inspiración en las declaraciones iluminadoras del Diputado Selva, quien justifica el acercamiento en la unidad con el kirchnerismo que se genera “porque están en contra de este modelo”. Como dije en algún momento, pareciera ser más un hombre de finales que de principios… como cuando explicaba qué cosas había que hacer si la finalidad era apropiarse de terrenos fiscales.

Volviendo a la cuestión de la luna y el dedo… la jactancia del oficialismo local ante “la ausencia de irregularidades” parece perder de vista que la no publicación de los actos de gobierno, en un Estado de Derecho, es una irregularidad en sí misma. No obstante, tal vez, lo que esté ocurriendo es que, en el neo kirchnerismo, en esta nueva versión de CFK magna, la publicidad de los actos de gobierno ya no sea de la esencia de la República… como tampoco lo sería el Poder Judicial, al decir de Mempo e, incluso, del propio Alberto.

Ya han dado pruebas en el pasado, de que los elementos de la República les resultan valiosos si les son funcionales. A ver… Oyharbide sobreseyendo en tiempo record a la familia K por enriquecimiento es un poder judicial independiente; los actuales jueces procesando a empresarios y políticos, sobre la base de prueba entre la que se cuenta la confesión del contador de la familia Kirchner durante décadas, son la corporación judicial, el “partido judicial”… “justicia legítima” era una ONG!!!.

Ya en el pasado, han tratado a la prensa independiente de destituyente, enjuiciando a periodistas en la plaza pública y pegando fotos de algunos para que niños las escupan y, en paralelo, ensalsaron a medios adictos (al punto de volverlos millonarios y mirar para otro lado mientras eludían el pago de aportes patronales), dejando claro el concepto que tienen de la libertad de prensa.

Tal vez en este nuevo concepto de República, los actos de gobierno no se publiquen… (tiemblan los empleados
el Boletín Oficial por temor a quedarse sin laburo!!!).

Tal vez la luna K que se viene, no tiene ni poder judicial, ni prensa independiente, ni publicidad de los actos de gobierno… a lo mejor, exagero, pero tal vez, en defensa propia, sería positivo hacerse el boludo y quedarme admirando mi propio dedo índice.

Ya tengo el epitafio!!! “Sergio Massa: un hombre que se alió con quien destruyó, para destruir a aquel con quien se alió, sin darse cuenta que lo único destruido fue su propio futuro político”.