MercedesYA

ejercito argentinomontoneros

La controversia Argentina de los 70: entre la Teoría de los Dos Demonios y la Percepción de los Jóvenes Idealistas

La década del 70 en Argentina fue un período turbulento marcado por la agitación política, la violencia y la polarización ideológica. Este tiempo se continuó con el golpe de estado de 1976, que instauró una dictadura militar que duró hasta 1983.

Por Equipo de Redacción MercedesYA
La controversia Argentina de los 70: entre la Teoría de los Dos Demonios y la Percepción de los Jóvenes Idealistas

La interpretación de los hechos ocurridos durante este período sigue siendo motivo de controversia en Argentina y en el ámbito internacional. En el centro de este debate se encuentran dos visiones opuestas: la teoría de los dos demonios y la percepción de los jóvenes idealistas.

La teoría de los dos demonios sostiene que durante la década del 70 en Argentina hubo dos actores principales que perpetraron la violencia: el Estado y los grupos guerrilleros de izquierda. Según esta perspectiva, ambos lados cometieron graves violaciones a los derechos humanos, y por lo tanto, son igualmente responsables de la escalada de la violencia que llevó al golpe de estado. Esta teoría ha sido utilizada para justificar la represión estatal durante la dictadura militar, argumentando que fue una respuesta necesaria para combatir la amenaza de la subversión.

Los defensores de la teoría de los dos demonios argumentan que los grupos guerrilleros de izquierda, como Montoneros y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), llevaron a cabo acciones terroristas que incluyeron secuestros, asesinatos y ataques a instalaciones militares y policiales. Estos actos de violencia, sostienen, justificaron la respuesta represiva del Estado para preservar el orden y la seguridad nacional. En este contexto, cabe destacar el decreto de exterminio firmado por la Presidenta Isabel Perón y sus ministros, entre ellos el ministro de Bienestar Social, José López Rega, el 6 de octubre de 1975. Este decreto, conocido como “Decreto 261/75”, autorizaba al Ejército argentino a “aniquilar” a los grupos guerrilleros considerados “subversivos”, sin importar su edad o sexo. Este decreto refleja la política de represión extrema adoptada por el gobierno de Isabel Perón y sienta un precedente significativo en la escalada de la violencia estatal durante la década del 70.

Sin embargo, críticos de esta teoría señalan que equiparar las acciones de los grupos guerrilleros con las del Estado no es moralmente equivalente. Argumentan que el Estado, con su monopolio legítimo de la violencia, tenía una responsabilidad superior para proteger los derechos humanos y garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Además, sostienen que la represión estatal fue desproporcionada y sistemática, resultando en miles de desaparecidos, torturas y ejecuciones extrajudiciales.

Por otro lado, existe una visión que considera a los jóvenes que se involucraron en los movimientos de izquierda durante la década del 70 como idealistas que luchaban por un mundo más justo y equitativo. Según esta perspectiva, muchos de los militantes de organizaciones como Montoneros y el ERP eran jóvenes comprometidos con la causa de la justicia social, influenciados por el contexto político de la época y por la opresión del régimen autoritario que gobernaba el país.

También podría interesarte
A 50 años de la muerte de Juan Domingo Perón: Reflexiones sobre un líder controvertidoA 48 años del golpe que derrocó a Isabel Perón: una presidencia marcada por la violencia y la inestabilidad
Desaparecidos en Argentina: ¿30,000 o más allá de las cifras?El origen y la evolución del Día Internacional de la Mujer: una historia de lucha y reivindicación

Este sentimiento idealista se vio influido por acontecimientos internacionales, como la Revolución Cubana de 1959, que inspiró a movimientos de izquierda en toda América Latina a luchar contra regímenes dictatoriales y a buscar alternativas socialistas. La figura de Ernesto “Che” Guevara y su lucha por la liberación de los pueblos oprimidos también ejerció una gran influencia en la juventud latinoamericana, alimentando su deseo de cambio y resistencia frente a las injusticias. En este contexto internacional de efervescencia revolucionaria, muchos jóvenes argentinos encontraron en la militancia de izquierda una vía para expresar su rebeldía y su compromiso con la transformación social.

Los defensores de esta visión argumentan que los jóvenes idealistas buscaban transformar la sociedad y combatir la injusticia a través de la acción política y la lucha armada. Ven a estos militantes como víctimas de un sistema opresivo que no les dejaba otra opción más que la resistencia armada. Además, destacan que muchos de estos jóvenes fueron perseguidos, encarcelados y desaparecidos por el Estado, lo que refuerza su imagen como luchadores por la libertad y la justicia.

Sin embargo, críticos de esta percepción sostienen que idealizar a los militantes de izquierda durante la década del 70 ignora el contexto de violencia y radicalización política en el que operaban. Señalan que si bien algunos de estos jóvenes podían tener motivaciones altruistas, sus acciones contribuyeron a la escalada del conflicto y agravaron la situación política y social del país. Además, argumentan que la violencia armada nunca puede ser justificada como medio legítimo para alcanzar objetivos políticos, por más nobles que estos sean.

La controversia sobre los hechos ocurridos durante la década del 70 en Argentina sigue siendo un tema sensible y polémico en la sociedad argentina. La teoría de los dos demonios y la percepción de los jóvenes idealistas representan dos visiones opuestas que reflejan la complejidad y la ambigüedad de ese período histórico. Mientras algunos buscan equilibrar responsabilidades entre el Estado y los grupos guerrilleros, otros prefieren enfocarse en las motivaciones y aspiraciones de los individuos que participaron en la lucha política de aquel tiempo. En última instancia, entender y reconciliar estas visiones divergentes es crucial para la construcción de una memoria colectiva y para garantizar que los horrores del pasado no se repitan en el futuro.

La controversia Argentina de los 70: entre la Teoría de los Dos Demonios y la Percepción de los Jóvenes Idealistas
ejercito argentinomontonerosgolpe militarisabel perondefensor del pueblopersecucion policialperonismopolicia vialseguridad vial
Seguinos en
Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

FacebookInstagramTwitterYouTube