Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Engañan a anciano de 101 años y lo atan. La policía aparece 13 horas más tarde.

Un hombre con overol y una planilla en la mano tocó timbre en una casa de Alem al 1300, en la vecina ciudad de Lujan, el viernes a eso de las 10 de la mañana. La vivienda habría sido elegida al azar. Su único habitante, un señor de 101 años, no dudó en hacerlo pasar.


La cuadra donde vive el anciano. Gentileza El Civismo.

13 de Enero de 2020 • 17:46

El sujeto con ropas de trabajo se mostró como una persona amable, de trato cordial que argumentó ser operario de una empresa de gas y el motivo de la visita era porque había que revisar una perdida en el termotanque.

10 minutos más tarde llegaron dos falsos operarios a la casa. Eran los supuestos compañeros de trabajo. En rigor eran tan fraudulentos como el individuo que ya se había ganado a la casa. Los horarios quedaron registrados en cámaras de seguridad privadas.

El anciano quedó entonces a merced de tres delincuentes que lo ataron mientras le revolvieron toda la vivienda en busca de dinero y objetos de valor. La víctima no fue golpeada, según contaron vecinos que están en conocimiento de lo ocurrido e indignados por el hecho.

Pese a la avanzada edad, el anciano es plenamente independiente y tiene una lucidez que es motivo de asombro y de cierta envidia, comentaron vecinos de la cuadra. “Es un hombre muy piola que lo agarraron descolocado”, apuntó una mujer. Ese viernes, había salido hacer un mandado. Los delincuentes, al parecer, esperaron que llegara a la casa para empezar actuar.

De acuerdo a comentarios de vecinos, los asaltantes no habrían llegado a robar nada de valor pero a la casa “se la dieron vuelta”. El abuelo no fue golpeado pero quedaron marcas en sus brazos de la atadura sobre la delgada piel. “En realidad no le pasó nada, solamente lo ataron”.

Una vez que los falsos operarios se alejaron del domicilio, el anciano logró arrastrarse por la casa hasta poder gritar para pedir auxilio. Un muchacho que estaba podando una planta de una casa lindera lo escuchó y fue a socorrerlo.

La Policía Comunal se hizo presente en la cuadra a las 22.30 aproximadamente para preguntar dónde había sido el hecho. Minutos después llegó el GAD y el Comando de Patrullas. Unos cuatro patrulleros se juntaron en la cuadra 13 horas y media después del episodio de inseguridad. “Todo fue muy raro. El hecho fue a la mañana y la Policía vino a la noche para ver qué había pasado”, dijo una vecina.

Fuente: El Civismo

Es tendencia