Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Desvalijaron una casa a plena luz del día

Todavía no se explica cómo nadie se dio cuenta del asalto que sufría la vivienda que está ubicada en la calle 107 entre 102 bis y 104. Estiman que fue después de las diez de la mañana. Una de las propietarias se encontró con la sorpresa al regresar a su morada cerca del mediodía.

23 de Octubre de 2019 • 09:26

No es la primera vez que sucede un robo de estas características en la zona. Días pasado había ocurrido en otra vivienda cercana. La cuestión es que durante la jornada de este martes, una familia que vive en la cuadra de la calle 107 entre 102 bis y 104, sufrió un violento robo a su propiedad.

Violento, no porque haya habido agresión física hacia alguno de sus moradores. Violento porque se llevaron muchísimas pertenencias y bienes muebles del hogar y entre lo robado, muchísimas cosas que son afectivas y lo que en definitiva más se añora.

La sorpresa de los propietarios fue grande por el horario en que se dio dicho robo, porque se estima que pudo haber acontecido luego de las diez de la mañana, ya que a esa hora es cuando recién la casa quedó sola. Pero la mayor sorpresa es que nadie en el barrio se haya percatado que personas inescrupulosas, estaba desvalijando la vivienda luego de haber violentado una de las puertas principales de acceso.

Se llevaron artículos del hogar, elementos que desvalijaron de los cajones de los roperos y todos los materiales que pudieron haber cargado, seguramente en algún vehículo que debe haber estado muy cercano a la casa o estacionado en la misma puerta de la vivienda, pero nadie entiende como no se percataron de este robo.

La cuestión y más allá del apellido de los propietarios que poco importa para la cuestión y que por cuestiones de la investigación no damos a conocer, es la preocupación que reina en dicho barrio, porque la semana anterior a este escruche, habían robado otra vivienda; preocupación que ayer los vecinos dieron a conocer a la justicia y a la policía que se hizo presente en el lugar para dar testimonio de lo ocurrido.

Si bien los vecinos están en alerta y tienen conformados grupos de comunicación, como se puede ver no alcanza para evitar este tipo de atracos, que a veces suelen ser muy específicos y a determinadas viviendas que suelen ser “marcadas” como se les dice en la jerga de los escruches, pero en el barrio la preocupación es muy grande y exigen por mayor presencia policial y una investigación exhaustiva para dar con el autor o los autores de los robos, que en este caso en particular, fueron más de uno por la dimensión de las cosas que se llevaron.