Menu

Ingresar

¿No estás registrado?

Registrate

Conectate con nosotros

Coronavirus: los infectólogos que asesoran al Gobierno hablan de fallas de comunicación y se cubren

En un documento titulado “Depende de nosotros”, advierten que la situación epidemiológica sigue siendo delicada, piden más testeos y se muestran preocupados por cierta inacción oficial.


Una de las reuniones que el presidente mantuvo con el equipo de infectólogos.

19 de Septiembre de 2020 • 14:24

Mientras se anunció por primera vez una extensión de la cuarentena hasta el 11 de octubre sin la presencia del presidente Alberto Fernández, los infectólogos que asesoran al Gobierno emitieron un documento donde toman distancia del relajamiento de las disposiciones de prevención del coronavirus y hacen un llamado a que se adopten “sin demora” las medidas necesarias “de bloqueo sanitario a nivel barrial, departamental o provincial, según la gravedad de la situación”.

El comunicado, con argumentos médicos y científicos, adopta la forma de una postura de salvaguarda de los expertos frente a la politización que invadió el manejo de la pandemia. “El virus no es oficialista ni opositor. La estrategia sanitaria para enfrentarlo, tampoco”, señala el texto, escrito en un tono desconocido hasta aquí.

Bajo el título “Depende de nosotros”, los 16 integrantes del Comité Asesor apelan a la responsabilidad de los ciudadanos, piden que se hagan más testeos a la población, para aislar a los casos sospechosos y cortar la cadena de contagios, y señalan que hubo fallas en la comunicación oficial de las medidas de cuidado en estos seis meses que lleva la pandemia.

Firman el texto 16 epidemiólogos y expertos Pedro Cahn, Florencia Cahn, Eduardo López, Omar Sued, Tomás Orduna, Luis Cámera, Ángela Gentile, Gustavo Lopardo, Gonzalo Camargo, Pablo Bonvehí, María Marta Contrini, Javier Farina, María Cecilia Freire, Susana Lloveras, Carlota Russ y Pascual Valdéz.

Dice en sus pasajes principales:

“Hoy más que nunca tenemos la oportunidad y la necesidad de incidir en la evolución de la pandemia. Si consultamos precozmente en caso de presentar síntomas, reducimos nuestras salidas no indispensables, mantenemos los dos metros de distanciamiento físico, usamos correctamente la mascarilla tapa nariz-boca-mentón, nos lavamos periódicamente las manos, ventilamos los ambientes, evitamos encuentros con personas con las que no convivimos (particularmente en lugares cerrados), protegemos a nuestros adultos mayores y recordamos nuestros contactos para poder avisarles o que nos avisen en caso de que debamos aislarnos, estamos ayudando a reducir la propagación del virus”.

“Las autoridades nacionales, provinciales y municipales tienen la responsabilidad indelegable de actuar en sus respectivas jurisdicciones. El mapa del país muestra un mosaico heterogéneo con regiones que han logrado una curva amesetada (aunque aún demasiado alta), otras con brotes por conglomerados, regiones sin circulación viral en el momento actual y varias con importante circulación comunitaria. Algunas regiones del país están viviendo situaciones de tensión en el sistema sanitario, agravadas por el desgaste del equipo de salud, el que sigue respondiendo con alto nivel de profesionalidad y compromiso”.

“Hacemos un llamado a las autoridades a tomar las medidas necesarias de bloqueo sanitario a nivel barrial, departamental o provincial, según la gravedad de la situación en sus respectivas jurisdicciones, sin demora. Los aislamientos intermitentes posibilitarían ir abriendo y cerrando zonas de acuerdo a la situación epidemiológica”.

“Estas medidas deben ir acompañadas por un uso racional de los testeos, ampliando su número y destinándolos a la vigilancia epidemiológica activa, implementando los diagnósticos por cuadro clínico en las zonas de alta circulación comunitaria y en contactos estrechos con síntomas de COVID-19 de casos confirmados. Los casos sospechosos y sus contactos estrechos deben ser identificados, aislados y seguidos con la máxima premura. A tal efecto es necesario fortalecer (o constituir) equipos de rastreo que hagan un seguimiento diario de los casos y sus contactos. El alto índice de positividad que tenemos en el país nos indica que debemos comenzar el aislamiento desde el momento en el que se realiza el hisopado, aún antes de tener la confirmación del resultado”.

“Si hay algo que ha fallado en estos meses ha sido la comunicación a nivel campañas de prevención dirigidas a toda la población. La información dirigida a la población es reducida, con poca especificidad, sin segmentación por público e intereses. A la población no se le explica con suficiente claridad y constancia qué es lo que se sabe sobre la Covid-19, lo que no, cómo prevenir, qué puede suceder si no se siguen las medidas de cuidado, cuáles son las edades más afectadas en caso de contagios. Y la lista sigue”.

“Estimamos fundamental realizar campañas de comunicación que tengan en cuenta a los diferentes públicos y a los diferentes canales de comunicación. No somos expertos en la materia, pero es indispensable reunir a quienes sí lo son para generar una campaña de comunicación que haga énfasis en lo positivo y no sólo en lo taxativo y prohibitivo, de manera de recrear esa comprensión y acompañamiento casi unánime que tuvo la ciudadanía cuando comenzó el aislamiento”.

Más Noticias
ComparteTweet